Powered by Bravenet Bravenet Blog

25/11/08

15:07

HEMC #27, canelones a la sartén

  • sección: ¡qué apñadín yes !

   No viene muy a cuento ésta entrada unas antes de ir de vacaciones, pero lo tenía escrito hace días y sólo faltaba subirlo, se trata de mi contribución al hecho en mi cocina de este mes, canelones a la plancha de salmón y camembert.

 

   Lo único bueno que trajo consigo la desaparición de pastagansa, la añorada tienda italófila de nuestro barrio, fueron las rebajas de las que proviene nuestra máquina de hacer pasta que tanto nos está haciendo disfrutar, porque entre ésta maravilla mecánica (alemana) y el rodillo+cuchillo va un mundo.
   Para comer dos personas utilizo un huevo mediano y la harina que admita, pelín de sal, se amasa bien y reposa unos minutos envuelto en plástico.
   Divido la masa en cuatro partes, una por canelón, la estiro bien finita (nº8 de 9), cuezo los canelones uno a uno, al sacarlos los unto de aceite y no pongo uno sobre otro porque con el calor se pegarían.  
   Cuando estén todos pongo el relleno, salmón marinado y camembert en éste caso. Lo enrollo, podría haber hecho la pasta más gruesa y dar solo una vuelta, pero me gusta más la textura de morder muchas capas de pasta fina.
   En una sartén untada de aceite y muy caliente paso vuelta y vuelta los canelones y los acompaño con un pesto de nueces y espinacas. Para mojarlo un brut nature de los que nos regaló mi tía Dorina en el cumple de los chicos, qué maravilla. Y estas navidades volveré a oir que los espumosos de Castilla con mejores que el cava.
 
3 comentario.

Posted by El Secretario:

Hola Kike.

Estupenda idea.
Eso de poder preparar los canelones todo lo finitos que a uno le guste, sensacional.

Magnífico el relleno y el pesto tiene un "aspesto" que quita el sentío.
;)

Enhorabuena por esa receta y buen provecho.
25/11/08 @ 19:50

Posted by Ivana:

Deliciosas!!! muy buena aportacion!
26/11/08 @ 20:32

Posted by Isabel:

Doy fe de que esa máquina hace una pasta rica rica. Si a esto le añadimos que el cocinero lo borda, pues miel sobre hojuelas, que decía mi abuela. Y es que mi niño guapo vale para todo.
28/11/08 @ 0:32